¿Cómo detectar un melanoma?

Algunas veces hemos escuchado la palabra melanoma pero no sabemos realmente su significado, básicamente es un tipo de cáncer que se desarrolla en ciertas células de nuestra piel pero, ¿cómo podemos identificarlo? Una de las primeras sospechas de que padecemos de un melanoma es el cambio en la apariencia de la piel. Para ello, es […]

Algunas veces hemos escuchado la palabra melanoma pero no sabemos realmente su significado, básicamente es un tipo de cáncer que se desarrolla en ciertas células de nuestra piel pero, ¿cómo podemos identificarlo?

Una de las primeras sospechas de que padecemos de un melanoma es el cambio en la apariencia de la piel. Para ello, es importante conocer dónde aparecen los lunares y su aspecto, pero sobre todo que sea tratado de la forma correcta antes de que se pueda propagar por otras partes del cuerpo. Sin embargo, las señales de aviso del ABCDE del melanoma pueden ayudar a las personas a detectar cambios en forma temprana.

El ABCDE del melanoma

El ABCDE del Melanoma

El melanoma puede aparecer de forma espontánea o desarrollarse a partir de un nevus (lunar) que se ha modificado. Es por ello, que estas cinco características ayudarán a su detección  precoz.

Asimetría: Las dos mitades del lunar no coinciden.

Bordes: Los bordes son irregulares o asimétricos.

Color: No hay un color uniforme. Puede notar diferentes tonos de marrón, negro o bronceado. Algunos melanomas también pueden tener un tono rojo, azul o blanco.

Diámetro: La mayoría de los melanomas miden al menos 1/4 pulgadas. Sin embargo, pueden ser más pequeños al detectarlos por primera vez.

Evolución: Se produce un cambio en el tamaño, forma o color de un lunar. O bien, los síntomas cambian (hemorragia, prurito, sensibilidad anormal al contacto, etc.).

¿Cuándo es más frecuente?

El cáncer de piel puede aparecer en cualquier momento, pero puede ser más frecuente en ciertas personas, por ejemplo en aquellas que ronden los 30 a los 60 años. El género más propenso es el femenino y la raza o fenotipo en donde más se presenta, es la blanca.

Asimismo, aproximadamente una de cada 10 personas que padece melanoma tiene antecedentes familiares del mismo. El riesgo de aparición está en relación tanto con el nº de nevus (> 50 nevus) así como con sus características (nevus atípicos y nevus congénitos gigantes).

Otro de los factores que puede aumentar el riesgo de melanoma, son las exposiciones solares agudas intermitentes y reiteradas, sobre todo cuando producen quemaduras y se realizan en la infancia o adolescencia.

Claves para evitar melanomas

  • Elegir un buen filtro solar, este debe ser de 30 o superior, con cobertura espectro y resistente al agua.
  • Evitar la exposición al sol entre las 11.00h y las 16.00h.
  • Después de ducharse, es importante secarse bien para evitar quemaduras por el “efecto lupa” de las gotas de agua.
  • Utilizar ropa protectora si va a estar por mucho tiempo bajo el sol.
  • Los niños menores de 6 meses no deben exponerse nunca al sol, y los menores de 3 años solo podrán hacerlo con una protección muy alta.

Para mayor información sobre el tema, nos puede contactar a través de nuestra página web o bien por medio de nuestras redes sociales: Instagram, Facebook  como Total Dermatology y por nuestro Whatsapp +506 8832 4258.


Curridabat, San José, 500 metros sur de Plaza del Sol
+506 2280-1110

contacto@totaldermatologycr.com